Los beneficios desconocidos del limón

Un buen medicamento natural al alcance del deportista.

 

Como todos sabéis el limón es un buen alimento, pero también es un potente fármaco natural, ya que tiene muchas propiedades desconocidas además de la famosa vitamina C. Es antioxidante, antibacteriano, antiviral, antifúngico, alcalinizante, cardioprotector, desintoxicante, diurético, estimulante del hígado y el páncreas, astringente, antiescorbútico, antihemorrágico, antihistamínico, analgésico, antianémico, antipirético, cicatrizante, hipotensor, expectorante, hidratante, hipotensor, inmunoestimulante, remineralizante, tónico, venotónico y anticancerígeno, y todo esto está bien documentado, de hecho las investigaciones se han centrado en la actividad biológica de los flavonoides, carotenoides y limonoides de los cítricos frente a las células tumorales.

Muchas de sus propiedades terapéuticas se conocen desde el siglo XI, cuando el famoso filósofo y médico iraní Avicena afirmó que era eficaz en síntomas tan aparentemente distintos como la dispepsia, los vómitos, la fiebre o la ictericia. Desde entonces la historia del limón se escribe a medio camino entre la cocina y el botiquín casero, pero, lo que parece evidente es que cuanto mas forme parte de nuestros hábitos alimenticios mayores serán los beneficios que consigamos. Como ya adelantamos al principio del artículo, los limones son una excelente fuente de vitamina C, pero además son una buena fuente de vitamina B6, potasio, ácido fólico, flavonoides y del fotoquímico limoneno. Cien gramos, unos dos limones, contienen 29 calorías, 1,1 gramos de proteínas; 0,3 gramos de grasa; 9,3 gramos de hidratos de carbono; 2,8 gramos de fibra y 2,5 gramos de azucares naturales. Si preguntamos a la gente porqué habría que beber zumo de limón, casi todo el mundo diría que por su alto contenido en vitamina C, y eso es verdad, pero también tenemos que aprender que contienen flavonoides y limonoides, de hecho el limoneno de se está utilizando actualmente ensayos clínicos para disolver los cálculos además de constatarse su potente y prometedora actividad anticancerígena.

El limón, un medicamento natural: Fuente: Internet

El limón, un medicamento natural: Fuente: Internet

La vitamina C y los flavonoides, son antioxidantes, sustancias que neutralizan las especies activas de oxígeno que dañan las células del cuerpo y contribuyen a la aparición de enfermedades crónicas. Los carotenoides también son antioxidantes pero sobre todo tienen acciones beneficiosas sobre el crecimiento celular y la visión. El folato es una vitamina B que se necesita para la síntesis de ADN y por lo tanto es importante para la integridad del material genético en las células y el crecimiento saludable de los tejidos. Las investigaciones también demuestran que al ingerirse los limonoides se absorben en el intestino delgado y no en el grueso, por lo que de esta forma pueden ser distribuidos por todo el cuerpo con grandes beneficios.

Lo que hay que lamentar es que todas estas investigaciones vayan encaminadas por lo general al descubrimiento y elaboración de moléculas sintéticas basadas en las naturales o la fabricación de nuevos complementos sin que hasta el momento nadie, por razones evidentemente económicas, haya realizado estudios sobre la eficacia de los cítricos en el tratamiento de los enfermos de cáncer y otras muchas patologías, la obsesión parece ser obtener moléculas, moléculas y más moléculas “patentables” olvidándose de que el valor terapéutico del fruto entero es mucho mayor por la sinergia de sus nutrientes.

lemon1Sería interesante que el limón, como el resto de frutas y verduras, pasase a formar parte habitual de nuestros hábitos alimenticios, si no lo forma ya. Proponeos en serio tomar cada mañana con el desayuno un té de limón, o un vaso de agua con el zumo de un limón, salvo eso si, que se tenga o se haya tenido ulcera de estomago. Es aconsejable utilizar una o dos pajitas, para que el liquido no toque es esmalte dental de la dentadura. Yo personalmente sugiero utilizar hasta tres limones al día, lo normal es uno o dos, puesto que más cantidad puede irritar la mucosa intestinal, no obstante recomiendo ir descansando de ingerirlo cada tres, cuatro semanas.